viernes, 15 de septiembre de 2017

Rusia, visa para un sueño


A estas alturas de las eliminatorias las chances de Perú de asistir al mundial de Rusia 2018 son gratamente factibles. Decir altas es subestimar la historia de una Argentina que tiene el mejor jugador del mundo. Siempre es mejor ir en el papel de victima a asumir un favoritismo inexistente. Porque, entendámoslo, Perú NO es favorito para ganar en Buenos Aires el próximo 5 de octubre.

Se entiende el entusiasmo del hincha, pero no se comparte el exagerar con el triunfalismo y calentar una previa que podría terminar siendo negativa para los intereses de la selección. Y los medios no ayudan para nada em poner paños fríos a un momento en donde se necesita tener la cabeza caliente. Declaraciones como las de José Velázquez no aportan en nada. Solo les da un motivo a los argentinos para que presionen desde el momento que pisemos tierra gaucha.

Los dirigidos por Ricardo Garece tienen todos los recursos futbolísticos para poder sacar un buen resultado en La Bombonera. Para ello se necesita tranquilidad y concentración. Todo lo que se está generando solo sirve para exacerbar el ánimo de los argentinos, quienes harán de todo para ganar el partido. Ya consiguieron una victoria cambiando el escenario del partido. Ahora seguramente “propondrán” el arbitraje.

Mal hace la prensa nacional en generar un ambiente mundialista sin siquiera haber jugado los 2 partidos que restan. La selección no ha clasificado, aún. No serpa fácil por la jerarquía de los rivales de turno. Si se puede, en cambio, confiar en un grupo que lo ha dado todo, pero mal haríamos en asegurarnos un pasaje que no se ha confirmado en el terreno de juego. Mo hay limpiarnos la boca antes de comer.

Y no sigamos rememorando la gesta del 69. Cada equipo escribe su propia historia. Ganar no asegura clasificación. Perder no confirma eliminación. Este grupo luchara por un cupo a Rusia hasta la ultima fecha de las eliminatorias y eso hay que valorarlo. Lo que venga después será para un posterior análisis.

Hace bien el DT en mantener un discurso conciliador y calmado. Eso es lo que más importa. Los jugadores seguramente asimilaran todo lo que venga desde el comando técnico. En Argentina hay una presion importante también. El estadio no juega, pero influye. Y va a ser igual de complicado tanto para local como para visitante. La responsabilidad mayor es para los de Sampaoli. Ir a un Mundial para ellos es una obligación. No hacerlo sería fatal.

No hay que dejar que tanto elogio nuble el objetivo. Un objetivo que se fue haciendo en el camino, valgan verdades. Lo principal era hacernos competitivos. Lo logramos. Estar a puertas de un mundial es un plus que recibimos con agrado y hay que aprovechar la situación. El equipo ya cumplió pero que lindo sería ir a Rusia,

martes, 5 de septiembre de 2017

El US Open de las marcas


Las principales raquetas de adidas se han despedido rápidamente del Abierto de EE. UU.. Tanto en la rama femenina como en la masculina. La nueva colección diseñada por Pharrell Williams no les ha traído mucha suerte que digamos. Mucho colorido, pero poca productividad deportiva. Para la marca alemana, el US Open era una oportunidad importante para tener un reconocimiento de marca acompañado de títulos.

En la rama masculina le sobrevive el austriaco Dominic Thiem. Instalado en octavos, tiene un complicado reto ante Juan Martin Del Potro, ganador del torneo en el 2009 y uno de los candidatos de Nike para llegar lejos nuevamente. Tsonga, Berdych, Zverev no llegaron a la segunda semana del certamen, siendo el alemán la mayor decepción al hacer en segunda ronda ante el croata Borna Coric de Nike.

A nivel femenino, Muguruza y Kerber tampoco produjeron buenas actuaciones y fueron elimadas. La española pudo acceder hasta octavos de final mientras la alemana sorpresivamente quedo eliminada en la primera vuelta. Ni que decir de Simona Halep que se despidió ante una de las figuras más importantes de Nike como María Sharapova. La rusa invitada del torneo, pero con nivel de juego de una Top.

A Nike le ha ido mejor. Nadal, Federer, Del Potro y Rublev siguen en el torneo. Buenas actuaciones de Coric (saco a Zverev) y de Shapovalov, quien llegó hasta octavos de final. Todo indica que la marca de la pipa tendrá al menos un representante en semifinales, sino en la gran final. Un posible duelo Nadal vs Federer es posible en la agenda de semis. Vamos a ver como se acomoda el cuadro con los últimos partidos de octavos.

Fila está teniendo un gran torneo. Con Karolina Pliskova confirmando su favoritismo en mujeres y con dos grandes sorpresas en varones: Querrey y Schwartzman. Tanto el norteamericano como el argentino han protagonizado un torneo inolvidable. Querrey es el primer estadounidense en llegar a cuartos del campeonato luego de 6 años. En un cuadro que se abrió gracias a la derrota de Cilic (otro tenista Fila) y Tsonga.

Las posibilidades de Asics se agotaron en varones con la derrota de Goffin ante Rublev(Nike) y se mantienen en mujeres con Coco Vandeweghe, quien tendrá que enfrentar a la experimentada Venus Williams. Petra Kvitova será la carta de Nike em pos del título, teniendo en cuenta que María Sharapova ya fue eliminada. Un cuadro muy difícil de pronosticar el de mujeres, cualquiera le puede ganar a cualquiera. Mi candidata es Kvitova.

En esta edición esta predominando la experiencia, salvo algunas excepciones. Un torneo manchado por varias ausencias importantes. Una final Nadal contra Federer no será posible. Lo que si es que habrá un finalista inédito y siempre es bueno que no sean los mismos de siempre, aunque siempre se va a extrañar a un Djokovic o Wawrinka, ambos ya consagrados en tierras neoyorkinas.

viernes, 25 de agosto de 2017

Marathon vale un Perú


Marathon será finalmente la marca que vestirá a la selección peruana de fútbol a partir del próximo año. Fundada en 1980, la marca deportiva ecuatoriana le gano la pulseada a la alemana adidas y la brasileña Penalty. Cabe indicar que la oferta de Marathon era el triple de lo que ofrecian las otras dos marcas. Como todo negocio, el factor económico tuvo un papel importante a la hora de tomar una decisión.

Umbro deja de vestir a la selección luego de 10 años, aunque ya antes tuvo otros periodos como sponsor técnico de la blanquirroja. Con la marca inglesa, la selección obtuvo tercer puesto en 2 Copas América. Además, acompaño a la selección en su última gran campaña en Eliminatorias cuando casi clasifican a Francia 98. Se puede decir que estuvo al lado en los resultados más importantes de los últimos 20 años.

Con adidas, Perú jugó el mundial de Argentina 78 y las eliminatorias para España 82. En el mundial vistió Penalty, siendo esta la última participación peruana en los mundiales de futbol hasta la fecha. De ahí en más otras marcas que pasaron por la selección fueron Walon, Polmer y Calvo, todas de origen nacional.

La marca ecuatoriana ya tiene presencia en el mercado nacional dese hace varios años. En su momento vistió a equipos con Alianza Lima, Sporting Cristal y Universidad San Martin. Hoy viste al Club Deportivo Municipal, curiosamente un equipo que, al igual que la selección, tiene una franja roja cruzada como principal característica. Un detalle para considerar en el posible diseño que tendrá la camiseta de la selección.

A nivel internacional, Marathon viste a las selecciones de Ecuador y Bolivia. A nivel clubes, el Barcelona SC de Guayaquil es hoy su activo más importante. También viste a otros equipos del país del norte como el Delfin y el Independiente del Valle. Como se puede ver sus mercados más importantes son Ecuador y Perú. No se conoce presencia de la marca en otros países del continente (sacando a Bolivia y su selección, claro está)

Hace unos meses todo apuntaba a que adidas partía con ventaja en la licitación. Incluso se mencionaba a otras marcas como Puma y Under Armour. En ningún momento se hablo de Marathon, hecho que sorprende más en esta decisión final. Al hincha le atraía el prestigio de la marca alemana, pero ellos no deciden. Las condiciones que ofrece Marathon son mucho más atractivas que la competencia. No es una diferencia mínima, es una diferencia muy importante.

No se discute que una marca como adidas sea más atractiva. Como producto tiene un mayor valor de venta que una marca de menor trascendencia internacional. Incluso si la FPF cerraba con la marca alemana, la camiseta se vendía como pan caliente desde el día 1. Con Marathon igual se va a vender a pesar del pesimismo de algunos. Obvio que la estrategia va a ser distinta. Hay que enganchar al hincha con la nueva marca. Hay que trabajar la marca en función del hincha. Al final la camiseta de la selección siempre se va a comprar. Sea cual sea la marca.

 

miércoles, 23 de agosto de 2017

Grand Slam de las marcas


A menos de una semana que arranque el US Open, ultimo Grand Slam del año, varios son los jugadores con reales opciones de alcanzar las instancias decisivas. Con Djokovic, Wawrinka, Raonic y Nishikori fuera de circulación, la probabilidad de que emerja una sorpresa es muy alta. Obviamente Nadal, Murray y Federer tendrán las primeras opciones, por actualidad e historia.

Las grandes marcas también juegan su torneo. En pole position parte Nike, marca que viste no solo a Nadal y Federer, sino también a Del Potro y Dimitrov, dos tenistas con un presente importante. El búlgaro viene de ganar el Masters1000 de Cincinnati, mientras que el argentino ya sabe lo que es ganar el US Open allá por el año 2009. Incluir a Nick Kyrgios que si está con la cabeza en la cancha es prácticamente imbatible. El australiano será top 10 el día que deje de pelearse con el mundo.

Las opciones de adidas pasan exclusivamente por Dominic Thiem y Alexander Zverev, la nueva generación del tenis. Ni Tsonga ni Berdych están en capacidad de discutir el torneo hoy en día. El austriaco ha tenido una mejor temporada en polvo de ladrillo, pero no hay que descartarlo de la lucha por un lugar en las instancias finales. Enchufado le gana a cualquiera. El alemán gano el Masters 1000 de Montreal y con solo 18 años ya le ha ganado a los mejores y con una sobriedad impresionante.

Andy Murray es el buque insignia de Under Armour, aunque no ha tenido una temporada deseada. Las lesiones lo han mermado considerablemente, perdiendo el puesto de número uno del ranking mundial. Hoy la marca estadounidense confía en el escoces para mantener presencia en el circuito, aguardando que los resultados vuelvan a ponerlos en el primer plano.

La apuesta de Lacoste con Djokovic no contemplaba un final de temporada abrupto. El tenista principal de la marca del cocodrilo ha alternado lesiones con bajos rendimientos que lo han dejado sin acción hasta el 2018. Lo contrataron en la previa de Roland Garros y hoy lo extrañan. Otros tenistas de la marca no están en condiciones de pelear el torneo. Solo el francés Mahut en dobles podría darle una satisfacción a la marca.

Fila cuenta con Marin Cilic y John Isner para intentar llevarse el torneo. El croata ya la ganó en el 2014 y el norteamericano intentará ser el primer local en conseguirlo desde que Andy Roddick se consagrará en el 2003. Tarea complicada pero que es facilitada por la ausencia de los tenistas ya mencionados, todos Top 10. No parten como favoritos, pero en el camino van adquiriendo esa condición.

Una marca con una contingente importante es Asics. Animadora permanente de torneos, gran exposición, pero pocos resultados. Sus principales tenistas con el belga David Goffin y el francés Gel Monfils. El primero viene de una importante lesión y no llega en la mejor de sus condiciones. Monfils es tan bueno como irregular. Le puede ganar a mejor como perder con uno de mucho menor ranking. Steve Johnson y Phillip Kolschreiber también buscaran una buena performance para la marca asiática.

Yonex y Uniqlo pierden mucho con las ausencias de Wawrinka y Nikishori, así como también New Balance si se confirma finalmente la ausencia de Raonic. Marcas con presencia bien especifica en el tenis, no teniendo un gran portafolio de jugadores, aunque Yonex em el rubro de raquetas suele auspiciar a un importante número de tenistas, Kyrgios, por ejemplo.

Nike ha ganado los 3 GS del año. Chances fuertes para completar un año único llevándose todo. La lucha será intensa y las posibilidades diversas. La historia la escribe el slogan de la marca de la pipa: “Just do it”

lunes, 21 de agosto de 2017

Una selección enFOCAda


Si el futbol es de momentos, bien ganada la convocatoria por parte de Jefferson Farfán, Con continuidad en el Lokomotiv de Moscú, el ex Schalke 04 ha demostrado que es un elemento de mucho valor cuando quiere y puede. Su lugar en el mundo es en una cancha de futbol, no en bares ni discotecas. Pateando una pelota, no libando a través de una botella. En los programas deportivos, no en los de farándula.

Gareca no es tonto. Sabe lo que le puede aportar. Sabe que está comprometido, sino no lo hubiese llamado. Por algo mando a Solano a Rusia. Con Farfán en cancha, el equipo ruso fue líder las primeras cuatro fechas. Ya sin él (sobrecarga muscular) perdieron puntos y posiciones. Rusia es un mercado que está creciendo en Europa. Hay que mirar al argentinizado Zenit de St Petersburgo para dar cuenta de ella.

Farfán no está para reemplazar a Guerrero. Ofrece mayores variantes y se puede mover por todo el frente de ataque. Con la selección siempre rindió. Quien diga lo contrario es porque está más interesado en farándula que en futbol. Así de simple. Ruidiaz es el reemplazante natural de Paolo, nadie discute eso, pero compararlo con Jefferson solo sirve para generar polémica en torno al jugador del Lokomotiv.

Para intentar llegar a un mundial se tiene que contar con los mejores jugadores. No hacerlo implica no tener a la mano los recursos apropiados, dando ventajas en el objetivo final. A la espera del fallo del TAS, la selección tiene posibilidades reales de aspirar al repechaje. Es importante mantener una base, pero el poco universo de jugadores que tenemos obliga a echar mano de jugadores que puedan ser un real aporte.

La mejor versión de la Foca la tuvimos en el PSV y sus 2 primeras temporadas con el Schalke 04. Pudo tener una mejor carrera definitivamente. No pudo, o no quiso tal vez, Pero jerarquía y talento le sobra. Mucho más dentro de una selección que carece lo primero. Son pocos los futbolistas que marcan la diferencia no estando al 100%. Farfán es uno de esos. Mentalizado con el objetivo es lo que todos queremos que tenga.

Ser titular ya depende de una decisión del DT. Se le pidió continuidad, y ya la tiene. Al final cualquiera puede ser técnico vía Twitter, pero quien si la tiene clara es Ricardo Gareca. Difícil que el jugador llegue, por edad, a las próximas eliminatorias, pero el momento es hoy. Y hoy esta selección necesita a Jefferson Agustín Farfán Guadalupe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

martes, 15 de agosto de 2017

222 millones de razones


Hay vida después de Neymar. En Barcelona lo saben. Por más que se hayan quemado camisetas, regado insultos a través de las redes, saben que el único jugador insustituible es Lionel Messi. A partir de ahí centrarse en lo que se viene. Hay 222 millones de razones para pensar en el futuro. No solo comprando nuevos jugadores, sino también expandiendo la marca Barcelona.

Con ese dinero podrían hacer un super fichaje. Se habla de Philippe Coutinho del Liverpool. Queda claro que el precio puesto por el conjunto ingles está determinado por la reciente venta millonaria de Neymar. Coutinho vale mucho pero no debería estar por encima de los 100 millones (120 pagaría el conjunto culé). Es un precio inflado de acuerdo con las condiciones del mercado.

La cantera es un activo que el club necesita explotar más. Se les debe aprovechar más, darles más minutos. Fundamentalmente paciencia. No todos explotan como Messi. Los procesos-y el talento- son distintos. La salida de Neymar abre un hueco para que se crea más en el talento de casa. Fuera, obviamente, de que hay que fichar por temas de competencia deportiva y comercial.

Fuera de Suarez y Neymar, en los últimos años el club no ha tenido mucha suerte en materia de fichajes. Ahora han contratado a Paulinho, procedente del Guangzhou Evergrande de la Superliga de China. Un jale de 40 millones tan extraño como innecesario (futbolísticamente hablando). Obviamente eso le da un plus al futbol chino ya que demuestra que hay vida en el futbol después de jugar ahí,

Lo que si está claro es que detrás de ese fichaje hay ciertas condiciones comerciales que van a beneficiar al Barcelona en el mercado chino. Ser el cuarto jugador más caro de la historia del Barcelona amerita beneficios adicionales en un área que no sea la del futbol. Nadie duda de sus cualidades como jugador, pero su pasado en el Tottenham y su presente en China no son suficientes argumentos para recalar en un club como el Barcelona.

Al final en el campo de juego es donde se determina la valía de un fichaje. A la hora de la hora el cartel con el que uno precede no vale si no se rinde donde el hincha espera. El marketing es bueno para el club, pero los resultados deportivos son los que van a determinar que ese marketing crezca exponencialmente con resultados mucho más importantes para el mundo Barca.

Hay 222 millones de razones para no dejar que el Real Madrid repita Liga y UCL esta temporada. Para ello necesitan un golpe de mercado con un fichaje que tenga el mismo nivel de seducción que Neymar. Difícil, el brasileño es, después de Messi y CR7, uno de los mejores del mundo. La opción Dybala no es posible. Lo de Coutinho sigue en stand by, con avances y retrocesos. Jugar con Messi es una bendición y a la vez una maldición. Placer jugar con el mejor pero siempre sabiendo que no se podrá opacar su figura,

Siempre se ha dicho que un club está por encima de cualquier jugador (excepto Messi para mucha gente del Barcelona). Pero hay jugadores irremplazables y Neymar Jr. es uno de ellos. Se fue en busca de la excelencia competitiva y en Cataluña no se lo perdonan. A las luces del último partido ante el Real Madrid, muchos ya comenzaran a extrañar la letra N del tridente más exitoso de la historia del futbol. Aunque siempre habrá vida después de Neymar.

 

 

 

 

 

 

jueves, 3 de agosto de 2017

Por la plata baila el fútbol


El mundo del fútbol es un mercado que mueve millones de dólares al año. Es un deporte que genera ingresos por cifras escalofriantes, sea por publicidad o transferencias de jugadores. Pero era un mercado que recién había superado los 100 millones de dólares con la venta de Gareth Bale al Real Madrid procedente del Tottenham. Ya de por si un monto que nos daba un campanazo de alerta de lo que podría ser el mercado de fichajes en el futuro.

Real Madrid siempre protagonista de los fichajes más caros de la historia. Figo, Ronaldo y el mencionado Bale. Antes del bombazo Neymar, se estaba cocinado otro mega pase, ahora en un segundo plano, pero no menos importante en términos de cifras. Me refiero al francés Mbappe del AS Mónaco. Se habla de unos 120 millones de dólares, en lo personal mucho para un joven de 9 años sin mucho rodaje internacional.

Un monto que hace 20 años era imposible siquiera de sugerir. Ronaldo, el brasileño, pasó del Cruzeiro al PSV por menos de 10 millones. Ya después su valor fue creciendo a medida que pasaba por clubes de la talla del Barcelona, Inter, Real Madrid y Milán. Un proceso de valor determinado por rendimiento deportivo sostenido. Hoy basta con jugar menos de 20 partidos para valer 10-13 millones.

El mismo Maradona, de Boca a Barcelona por 6 millones. Una barbaridad, eso si, en su tiempo, pero si lo comparamos a los tiempos actuales, hoy valdría 5 veces más. Sumarle que fue vendido siendo, además, campeón del mundo juvenil. De ahí paso al Napoli por menos dinero e hizo del club napolitano un grande del calcio. En su momento el mejor jugador del mundo, pero con un valor de mercado que, hoy en día, lo puede tener un jugador no brillante pero bien marketeado.

El marketing es clave en estos tiempos. Tanto con los buenos como con los malos jugadores. Lo comercial ha tomado mucha relevancia en los clubes de futbol. La venta de merchandising ha llegado a ser una parte fundamental en la generación de ingresos. Iconos del marketing deportivo son tres: Beckham, Cristiano Ronaldo y Neymar. Siendo Messi el mejor jugador del mundo, es menos atractivo para algunas marcas por su personalidad.

El inglés, un gran jugador que siempre tuvo un valor inferior al valor publicitario. Supo vender una imagen que hasta retirado le sigue generando dividendos. Supo explotar otras virtudes fuera de lo futbolístico. A partir de ahí, los clubes no solo compran un futbolista, compran un valor agregado. El talento siempre será el bien más deseado, pero hoy el deporte rey demanda cualquier otra aportación que sirva para generar más dinero.

Es así como hoy un jugador de mediana valía puede llegar a costar 20 millones y un crack este por sobre la barrera de los 100. Cuando recién estabamos asimilando que un futbolista cueste eso, aparece un club como el PSG y ficha a Neymar por más de 200 millones. Difícil determinar que es lo que va a pasar después, pero es una apuesta que al final puede ser demasiado riesgosa, sean cuales sean los resultados deportivos.

Consecuencia de la presencia de magnates que compran clubes como si estuvieran comprando un carro o juguete nuevo. En esas condiciones es difícil para los otros clubes competir. Hay un fair play financiero pero poderoso don dinero siempre hallará la forma de seguir dando la contra y generando que se inflen los precios a nivel internacional. Es lógico que un jugador tenga un precio determinado de acuerdo con el comprador. La ley de la oferta y la demanda.