miércoles, 22 de noviembre de 2017

36 años


No hay mal que dure 36 años, ni equipo que lo resista. Ricardo Gareca nos dejó sin comer tacos en el 85 y ahora nos da la posibilidad de emborracharnos con vodka. Como si todo estuviese escrito de antemano. Como Didi en el 70, Tim en el 82, un DT extranjero nuevamente nos pone en los ojos del mundo llevándonos a un mundial. Como tenía que ser, se sufrió, pero al final se gozó.

Todo el Perú estuvo en #modosele. Como nunca, la unión sirvió para llegar al objetivo final. La suspensión de Paolo Guerrero intranquilizo a la afición, pero rápidamente los jugadores encontraron la motivación para salir adelante. Era la oportunidad de demostrarle al mundo futbol, que no eran PG9 más 10. Que eran un equipo, cada uno con un aporte importantísimo ideal para conseguir las cosas.

En frente, una Nueva Zelanda que no tenia nada que perder. Un equipo que supo meternos miedo a través de la figura de Chris Wood y de las declaraciones de un soberbio y altanero Anthony Hudson, Buen técnico, mal perdedor. En general, un equipo que en la previa era inferior a Perú, cosa que termino demostrándolo con creces. Un equipo muy limitado técnicamente y que solo nos trajo cierto peligro cuando el citado Wood estuvo en el campo.

La falta de nuestra referencia ofensiva hizo que la figura de Jefferson Farfán se multiplicara por dos. El jugador del Lokomotiv ruso fue vital en ambos encuentros. En Lima abrió el candado neozelandés y posibilito que la presión y ansiedad disminuya rápidamente. Enorme Flores, Cueva y Alberto Rodríguez. Una columna que se fue desarrollando durante todo el 2017. Vale decir que la selección peruana no perdió un solo partido en este año que se va.

Merito de Gareca en morir con sus jugadores, Ante la ausencia de Guerrero, pudo convocar a Pizarro, pero opto por Reyna, jugador habitual en sus ultimas convocatorias, Queda claro quienes tendrán la prioridad para viajar a Rusia y quienes tendrá que remar bastante para tener una opción de quedar en la lista final. El presente de Pizarro no da para muchas esperanzas.

El hincha puede sugerir 20mil nombres, pero el estratega argentino la tiene clara. Clasificar al mundial le da un crédito ilimitado. Aunque eso implique dejar fuera a Cristian Benavente, uno de los mimados del hincha peruano pero que no es del paladar del Tigre. La rompe en Bélgica, pero eso no le asegura un boleto al mundial, A su favor es que ha sido parte del proceso y eso no lo descarta del todo. Gareca sabe bien que puede hacer y que no.

En una semana es el sorteo. Ahí veremos con que potencia futbolística nos encontraremos en el grupo. La idea es ir a competir, no solo a llenar un espacio. Perú ha demostrado que tiene un equipo (palabra clave) capaz de hacerle pelea a quien sea y por tanto con la posibilidad de dar el batacazo en cualquier instancia. Ganar el mundial es muy soñador, pero hacer un buen papel te da la llave a ganar prestigio. Hoy ese debe ser el objetivo, recuperar el prestigio de los 70s, 80s.

Mención aparte para Paolo Guerrero. Merece ir al mundial, debe ir al mundial, tiene que ir al mundial. No solo es el capitán de la selección, es el alma y corazón de un equipo que supo reinventarse a tiempo para poder llegar a Rusia. Con su cuota de suerte, si, pero con una determinación que hacía tiempo no veíamos en un combinado nacional. Los once guerreros del 15 de noviembre necesitan al Guerrero mayor, al 9, al gol. Que así sea y que la FIFA nos bendiga. Amen.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

El reposo del Guerrero


Guerrero necesita llegar al 100 % al repechaje. Hoy no lo está. Y seguramente tampoco para el partido de ida. Es más, en un viaje tan largo seria riesgoso llevarlo con una lesión muscular importante. Podría hasta quedar fuera de los 2 partidos. Lo mejor sería que se quede en Lima y tenerlo para definir la eliminatoria, sea cual sea el resultado de la idea.

La actuación de Farfán en Rusia, actuando de 9 y metiendo 2 goles, nos permite soñar con tener un buen reemplazo para el delantero del Flamengo en el partido a jugarse en Wellington. El mejor Jefferson de los últimos años se vio el fin de semana en St Petersburgo. Al mismo que quisieron darlo como acabado hace unos meses.

En Brasil se manejan con cautela respecto a la lesión de Paolo. Inicialmente se pensó que era menos grave de lo que parecía. Hoy las alarmas se encienden y se necesario tener un plan B. Más aun sabiendo que el club carioca no lo va a soltar rápido. Seguramente jugará algún partido con los rojinegros antes de incorporarse a la selección.

Gareca sabe muy bien de la importancia de Paolo, pero siempre ha confiado más en lo colectivo. Perú es una selección que necesita funcionar como equipo para aspirar a resultados importantes. Funciona mejor con sus principales figuras, claro está, pero el técnico argentino ya ha demostrado que mueve bien sus piezas cuando falta alguno de los titulares.

Sabiendo que van a ser dos partidos muy físicos, es contraproducente hacer alinear a Paolo en Wellington si no está en plenitud. Los neozelandeses van a apelar al juego fuerte, quizás hasta malintencionado. No hay que creer que son futbolistas ingenuos, tienen varios elementos en el futbol inglés. Perder a muestro capitán para el partido de vuelta no está en los planes de nadie.

Entre algodones también tiene Nueva Zelanda a su goleador, Chris Woods. Al jugador del Burnley ingles también lo están cuidando para el repechaje. Hay menos información acerca de su situación en comparación a la de Paolo Guerrero. Solo se sabe que no ha estado ni en lista en los últimos partidos del conjunto ingles en la Premier League. Confiarse de su ausencia podría ser peligroso para el conjunto peruano.

Hay que mentalizarse en que se va a enfrenta a la mejor selección neozelandesa posible, jueguen o no sus cracks. Que va a ser un partido complicadísimo, especialmente el de Wellington. No le pidamos al hincha promedio mesura porque siempre se han caracterizado por los extremos y nunca por los términos medios. Pensar que se va a golear es tan absurdo como pensar que el arbitro está preparado para robarnos el partido.

Con o sin Guerrero, la consigna es conseguir un buen resultado allá y definirlo en Lima. Hay que saber manejar la presión y la ansiedad. Si lo logramos, las posibilidades de llegar a Rusia serán muy favorables. Jugadores hay, pero hay que demostrarlo en la cancha y no en las redes. Saber que se puede es un aliciente para los once que pisaran la cancha el 11 y el 15 de noviembre.

viernes, 27 de octubre de 2017

El ladron cree que todos son de su condición


El mal llamado Pacto de Lima tiene en vilo a la afición peruana. A 15 días del primer partido del repechaje, todos creen que la FIFA puede cortarnos las alas y dejarnos fuera de la cita rusa. A los chilenos no les ha gustado la manera como han quedado afuera del mundial y piensan llegar hasta lo último para dejarnos sin la posibilidad de luchar por un pasaje al mundial.

Nadie sabe para quien trabaja. Chile reclamo puntos ante Bolivia y de paso le dio la mano a Perú. Puntos que hoy los han dejado afuera. Sin embargo, si hubiese hecho respetar la Localia no hubiese llegado a esta situación. Ganando el partido ante Paraguay ya estaría en el mundial, ni siquiera repechaje. Tratan de revertir eso culpando a terceros de situaciones extra futbolísticas que nunca existieron.

Si hubo, eso sí, una torpeza por parte de jugadores peruanos y colombianos en hacer muy evidente su satisfacción por el tramite final del partido. No arriesgar fue una consigna reglamentariamente valida que sin embargo ha dejado un mal sabor de boca a muchos aficionados peruanos, valgan verdades. Quedó la sensación de que Perú pudo optar por la clasificación directa.

De ninguna manera se puede hablar de amaño en un partido en donde 90 minutos fueron a buscar ganarlo. Ya en los descuentos se conocieron otros resultados que no hicieron necesario arriesgar más de la cuenta. Si Paraguay ganaba, Perú hoy estaría fuera del repechaje. Es más, cuando acabo el Perú vs Colombia, aún faltaban 6 minutos por jugarse en Asunción.

Chile busca tapar su propia incapacidad para ganar partidos, que, en teoría, debían haber resuelto con facilidad. Ganar la Copa América les dio un impulso moral mezclado con soberbio que al final termino por envenenarlos. Se creían invencibles, y en eso en el futbol es peligrosísimo. Intentar hacer ruido en mesa amparándose en la proclamación de fair play en un deporte que ellos son conocidos tramposos. Basta recordar al Cóndor Rojas.

Para ir a un mundial hay que ganarse el derecho en la cancha. Compitiendo y ganando. Intentar sabotear el derecho de otros, amparándose en teorías conspiratorias descabelladas, no solo te hace un mal perdedor, sino también un envidioso y resentido de la peor especie. No hay que llorar como niño lo que no se pudo defender como hombre. Podrán mostrar mil videos, pero jamás podrán demostrar que hubo un pacto para sacarlos de Rusia. Ellos se lo hicieron solitos.

La FIFA no se deja presionar por abogados de quinta en busca de protagonismo para beneficio propio. De todos modos, no hay que dejar que esta queja afecte la concentración de los jugadores. Los chilenos al menos van a querer que esto afecte psicológicamente al equipo y perdamos. Intentaran todo para sacarnos del sueño mundialista. Si no es por las malas, al menos por el lado mental. Juego sucio en su máxima expresión.

viernes, 20 de octubre de 2017

Piza(rro) a la leña


Cada vez que Claudio Pizarro habla es noticia. Generalmente para bien, menos en el Perú. El jugador peruano más exitoso de todos los tiempos a nivel de clubes no es profeta en su tierra ni mucho menos. De nada vale que sea el goleador extranjero de la Bundesliga ni sus 18 títulos conseguidos a nivel internacional. Solo importa el hecho de que con la selección no hizo nada.

Y de eso el hincha se acuerda cada vez que se haba de Bombardero de los Andes. Más aun ahora, cuando estamos a un paso de la posibilidad de ir a un mundial después de 36 años. Exagerado llamar oportunista a un tipo que expresa deseos de jugar por su selección. Y si bien no rindió, es válido que aun tenga ganas de jugar.

Hoy en el FC Koln, recién está comenzando a tener minutos luego de estar libre por un par de meses. Difícil ser convocado en esas condiciones. Gareca siempre se ha manejado de una misma forma, sin necesidad de acceder a presiones. Nunca le cerro la selección a nadie, pero tiene claro que hay una base ya establecida y difícil que uno pierda el puesto en beneficio de alguien que no estuvo en los momentos definitorios.

Si mete goles, no veo porque no pueda estar a futuro en la consideración del DT. La edad es lo de menos mientras se mantenga vigente y competitivo. De clasificar al mundial se verán las opciones. Hoy Pizarro esta por detrás de Guerrero, Ruidiaz, Hurtado y Farfán. Sin embargo, hay medios-e hinchas-que toma ese deseo como un mecanismo de presión para poder ser incluido en el grupo. Una teoría bastante jalada de los pelos.

Llamarlo envidioso y fracasado es hilarante. Mas viniendo de gente que lo único que sabe hacer es utilizar el Twitter para descargar sus frustraciones diarias. Hacen bilis por un tipo que se mantiene en la alta competencia europea hace 18 años. Les jode que no lo hayan devuelto al paupérrimo torneo local. Hubiese caído más simpático, la desgracia ajena genera una mal entendida compasión. Por ello siempre se le ha exigido que sea Messi en la selección.

Hacer catarsis insultando a Pizarro es deporte nacional. Culparlo de todos los males del futbol peruano se ha convertido en una obligación. No entienden al futbol como un deporte colectivo, lo individualizan para achacarle todo al ex jugador de Alianza Lima. Por eso celebraron su poco feliz paso por el Chelsea. Llamarlo fracaso es temerario. Fracasa quien no intenta, no quien arriesga y pierde.

La gente confunde oportunismo con ambición. El peruano suele agachar la cabeza ante la adversidad. Pizarro no lo hace y eso le genera antipatías. Todos tenemos derecho a soñar, nadie puede impedirlo. Al repechaje no va a ir. Y si Perú va al mundial, a menos que haga una temporada espectacular con el FC Koln, difícil que vaya. Lo merece por trayectoria, no por actualidad.

El éxito en este país jode, y mucho. La carrera de Claudio Pizarro en Alemania no la hace cualquiera. Se le cuestiona su condición de suplente (en los últimos años y pasando los 34, ojo) y no le se atribuye ningún mérito. Fue el segundo goleador del Bayern Múnich cuando se coronaron campeones de Europa. Ni al Chino Pereda se le etiqueto tanto como “eterno suplente”. Los medios contribuyen a generar esa animadversión con Pizarro. Se aprovecha esa antipatía hacia el jugador para generar enfrentamientos y buscar ventas.

Si al final Gareca decide, si clasificamos claro está, llevarlo a Rusia, será porque el delantero está rindiendo. No especulemos sobre una algo que no tiene sustento por el momento. Un deseo no puede tomarse como un hecho. Lástima que solo importe destruir a alguien por llamarse Claudio Pizarro y ser exitoso.

martes, 17 de octubre de 2017

La insoportable levedad del ser soberbio


La soberbia en el futbol se paga caro. Dar por sentado un resultado suele ser peligroso en un deporte en donde la lógica no siempre se cumple. Es más, es motivante para quien recibe tal desprecio resultadista. Casos hay miles. Uno tiene que confirmar en la cancha lo que supuestamente en el papel es. Chile pensó que siendo bicampeón de América ya tenía su pasaje asegurado a Rusia 2018. Error mortal, todos querían ganarle y lo hicieron.

A puertas del partido más importante de los últimos 35 años, los peruanos estamos cayendo en el mismo error de los chilenos. Subestimando a un equipo como el neozelandés que es toda una incógnita, lo que lo hace super peligrosos. El ranking FIFA ni lo tomemos en cuenta. En mal momento nos pone en el puesto 10. Nos infla el ego de manera temeraria antes de un encuentro tan importante.

Es verdad que el triunfalismo viene del hincha y no del comando técnico y jugadores. Pero es inevitable que haya un cierto contagio, así no lo digan públicamente. Jugador por jugador, hay una evidente ventaja en el nivel competitivo de los jugadores peruanos, Juegan en ligas más competitivas y tienen un mejor cartel. De eso mismo se cuelga Nueva Zelanda para poder ganar. De la subestimación. Ir como la victima suele ser una ventaja para estos equipos.

Físicamente son muy fuertes. Por arriba será complicado llegarles. Y nuestros centrales tendrán que estar muy alertas a ello. Es mentira que tengan jugadores part time. Todos son profesionales así algunos jueguen en ligas menores de EE. UU. y a nivel local. Decir que les vamos a hacer 15 goles es un absurdo total. Ni México en sus mejores épocas los paso por encima. Habría que analizar los partidos de ida y vuelta contra los mexicanos en el repechaje pasado.

Erróneamente se dice que ellos también subestiman a Perú. Falso porque siendo un país en donde el futbol está en un tercer plano, es lógico que solo tengan como referencia en Sudamérica a potencias como Brasil, Argentina o Uruguay. No hay que ofenderse porque Perú no está en capacidad tampoco de mirar a los otros por encima del hombro. Somos una selección chica en el continente y es lógico que prefieran jugar con nosotros a hacerlo con los países mencionados.

Australia ya elimino a Uruguay de Alemania 2006. Bajo esa premisa no es descabellado que un equipo inferior técnicamente le gane a otro de mayor envergadura. El largo viaje es un factor que también puede incidir en el resultado final. A diferencia de Uruguay esa vez, nosotros tenemos la ventaja de jugar la vuelta en Lima. Hay que aprovechar esta oportunidad al máximo. Eso sí, si jugamos como lo hicimos ante Colombia, seguramente la clasificación será harto complicada.

En la puerta del horno se quema el pan, dice el dicho. Sería una lástima que nos ahoguemos en la orilla por ningunear al rival de turno. Este tipo de partidos hay que tomarlos como si al frente estuviera Brasil o Alemania. Dependerá mucho de la actitud de los jugadores. Mentalidad ganadora si, triunfalismo no. Hay que tener fe, están pasando cosas y en noviembre hay que terminar con la sequía de 36 años sin mundiales.

jueves, 12 de octubre de 2017

Rusia, marcas, fútbol y algo más


Rusia y las marcas respiran. Lionel Messi y CR7 clasificaron. A pesar de que Nike ya tenía a Neymar en el mundial, con el portugués la marca se asegura a sus dos mejores activos. Campañas y dinero asegurado. En tanto adidas ha tenido que sufrir más de la cuenta para que su mejor embajador pudiese confirmar asistencia al mejor evento deportivo del mundo. Hoy la marca de las tres tiras no tiene otro futbolista que le haga sombra al argentino.

A nivel selecciones, Chile y Holanda son los tops que han quedado fuera de Rusia. Golpe fuerte para Nike. Pierde al bicampeón de América y al último tercer puesto en los mundiales. Eso si, Francia y Portugal se unen a Brasil como los principales exponentes de la marca de la pipa para el mundial del 2018. Gales, sin ser una selección con historia, queda fuera como marca adidas y deja también fuera a Gareth Bale, otro futbolista adidas.

Sin ser Top, EE. UU.-cuna de Nike- ha quedado fuera de un mundial luego de varios años. Desde 1994 no había faltado a una cita mundialista. En un mercado en donde marcas como Under Armour están subiendo, es un golpe duro para la marca que viene auspiciando hace varios años a los seleccionados de futbol. México, adidas, no tuvo problemas en clasificar.

No cabe duda de que las eliminatorias sudamericanas son las más complicadas del mundo. No es normal que un campeón de América quede eliminado. Ni que un histórico como Argentina luche su clasificación en la última fecha. El futbol es de merecimientos, pero también implica un negocio en donde hay una predilección por ciertos equipos. Se especula con muchas cosas, pero no se puede confirmar nada.

New Balance ha clasificado con Costa Rica y Panamá. E Irlanda va al repechaje. Muy buenos resultados para una marca relativamente joven en el deporte, especialmente como sponsor técnico de selecciones nacionales. Seguramente irán incrementando su portafolio de equipos con el tiempo. Tener presencia en un mundial hace que una marca tenga exposición importante.

Si bien hay un contingente importante de jugadores, la presencia de elementos como Messi y CR7 es fundamental no solo para los intereses comerciales de la FIFA y de Rusia, sino también para los patrocinadores personales de ambos.Un mundial es ideal para realizar activaciones con los patrocinadores. Huawei y Gatorade seguramente ya tienen planeado actividades con Messi antes, durante y después de Rusia 2018.

En el caso de Cristiano, marcas como Tag Heuer y Herbalife seguramente tienen pensado tener presencia mundialista a través de la imagen del portugués. Por ello ha sido fundamental que ambas figuras hayan asegurado clasificación para Rusia. Todo lo que se mueve comercialmente alrededor de ellos es vital para el funcionamiento del producto futbol.

Rusia está a la vuelta de la esquina. Las marcas lo saben y en estos 8 meses van a comenzar a trabajar bastante, cual equipo de futbol, para llegar en óptimas condiciones a la cita deportiva.  Especialmente para aquellas que no están muy bien posicionadas en la mente de consumidor/aficionado deportivo. Lo que genera publicitariamente el futbol es alucinante, el deporte con la economía más fuerte del mundo.

martes, 3 de octubre de 2017

Estadio de animo


La Bombonera no muerde, pero inspira respeto. No juega, pero alienta. Tiembla como pocos estadios en el mundo, pero no hace los goles, Puede motivarte como bajarte. Todo es depende como asumas tu lugar dentro de uno de los estadios más importantes de Sudamérica. No es la casa de la selección argentina, pero será el motor que los impulse a llegar a Rusia sin necesidad de hacer escala en Nueva Zelanda.

Para Perú no será una noche más. Hace 2 meses iba a hacer un partido más para nosotros. Nada del otro mundo, acostumbrados ya a estar fuera de la conversación en las últimas fechas de las eliminatorias, Hoy no solo nos jugamos un pasaje a Rusia, sino también la posibilidad de dar el batacazo y dejar a Rusia sin la presencia de el mejor jugador del mundo, Eso sería un duro golpe deportivo y comercial para los organizadores.

Por eso se tejen muchas teorías. Sobre el cambio de estadio, la presencia de Infantino-presidente de FIFA- en Argentina y muchas cosas más. Sin Grondona, pero con el chiqui Tapia, la dirigencia argentina también juega su partido fuera de las canchas, no vaya ha ser que los jugadores no hagan su parte. Todo es posible cuando se están jugando muchas cosas de por medio. Prestigio y gloria, más que nada.

A la Barra Brava de Boca se le han dado 4000 entradas a coste cero. Indudablemente lo que se busca es presionar al rival desde que llega al estadio para el partido. Eso si, no es lo mismo un partido de Boca a un partido de selección. Por más que este sea un partido clave para ir al mundial. La gente que va al estadio no es la misma. El ambiente es diferente. Igual la idea de ir a La Bombonera es ahogar a Perú y no tanto que los dirigidos por Sampaoli jueguen mejor.

El resultado lo deciden los 22 que están en la cancha. Argentina tiene todos los recursos futbolísticos para superar a Perú. No necesita de Bomboneras ni de Monumentales. Simplemente el convencimiento de que tiene jugadores de primer nivel. No es normal que, con un plantel tan rico, se hable más del estadio, Si le gana a Perú no será por el estadio, sino porque jugo, mejor. Tan simple como eso.

Perú no debe entrar al juego comercial del partido del 69 que mucha prensa nacional nos quiere vender. El momento es completamente distinto. Llevar a Buenos Aires a Cachito Ramírez, perdónenme el francés, es una tremenda cojudez. No va a intimidar a nadie, Mas bien le genera una presión innecesaria al elenco nacional. Seguimos viviendo de los recuerdos cuando deberíamos confiar más en el presente.

Al final una clasificación la determina un grupo de jugadores, no un estadio, Los protagonistas están en el verde, no en la tribuna. Simplemente lo otro es un recurso adicional para influir en el ánimo del rival. El que juega bien, juega bien en cualquier cancha. Por último, ni Messi ni Icardi han jugado tampoco en el estadio de Boca. Ellos también van a sentir el temblor, ¿no?